TRADICIONES

HANNAL PIXAN


                           
COMO CADA AÑO, DESDE HACE MUCHOS, FIELES A SU CITA, LAS ESCUELAS Y DEPENDENCIAS DE LA COMUNIDAD ACUDEN AL PARQUE PRINCIPAL DE LA CIUDAD PARA RECORDAR NUESTRAS TRADICIONES, A FINALES DE OCTUBRE, POCOS DIAS ANTES DE CELEBRARSE A LOS FIELES DIFUNTOS, LOS TIZIMILEÑOS ORGANIZAN UNA MUESTRA DE ALTARES EN LOS CUALES MANTENER VIVO EL RECUERDO DE NUESTROS ANCESTROS ES LO QUE CUENTA, EL AROMA DE LOS PIBES INUNDA EL AMBIENTE, EL RELLENO NEGRO, LA CALABAZA MELADA, LOS DZITES, EL ATOLE, LOS DULCES DE COCOYOL, EN FIN TODA UNA AMPLIA MUESTRA DE NUESTRA GASTRONOMIA TRADICIONAL INVADE EL AMBIENTE, TRANSFORMANDO EL PARQUE EN UN ENORME ALTAR CUYO CULTO ES DEDICADO A LOS QUE YA NO ESTAN CON NOSOTROS Y NOS VIENEN A VISITAR, RICOS, POBRES, GRANDES, CHICOS, MEZTIZAS, CATRINES, TODOS POR IGUAL ACUDEN A LA CITA QUE POR ESPACIO DE UNAS 3 HORAS LOS TIZIMILEÑOS COMPARTEN ENTRE SI, DIAS DESPUES LAS ALBARRADAS Y LAS PUERTAS DE LAS CASAS SE LLENAN DE VELAS PARA ILUMINAR EL CAMINO DE LAS ANIMAS EN SU RETORNO AL MAS ALLA, TIZIMIN ES UNA CIUDAD MODERNA PERO CON SUS TRADICIONES MAS VIVAS QUE NUNCA.


CONVITE DE FERIA

EL PRIMER DOMINGO DE NOVIEMBRE LA FIESTA CAMBIA DE MOTIVO, LAS MESTIZAS SACAN EL TERNO, LOS CABALLEROS LUSTRAN LAS ALPARGATAS, EL RECHINAR DEL CUERO AL CAMINAR SE ESCUCHA POR LAS CALLES, EL GOLPE DE TACON DE LAS MUJERES AL CAMINAR Y BAILAR LA JARANA SE CONFUNDE CON LAS NOTAS DE LA ORQUESTA JARANERA, LOS PAÑUELOS SALEN A RELUCIR, PARA MITIGAR EL NO TAN QUEMANTE SOL DE NOVIEMBRE, SIN EMBARGO LA CAMINATA ES MUCHA, SON NUEVE CASAS DISEMINADAS POR TODA LA CIUDAD LAS QUE HAY QUE RECORRER, LAS BEBIDAS ETILICAS NOS HACEN MAS ALEGRE LA JORNADA, LOS CATRINES A CABALLO, EL PUEBLO CAMINANDO, LOS QUE NO PARTICIPAN SALEN A LAS PUERTAS DE SUS CASAS A VER PASAR EL CONTINGENTE ARMADO CON MUCHA ALEGRIA, BAILE Y TRADICION, A MEDIO CAMINO SE HACE UNA PARADA PARA COMER, EL RICO JUNTO AL POBRE COMPARTEN LOS TACOS DE COCHINITA, CONSEGUIR UNA CERVEZA ES MUY FACIL, EN ESTE PUNTO LAS HERMOSAS MESTIZAS YA HAN EMPEZADO A PERDER EL PEINADO, LOS JARANEROS ESTAN PERDIENDO EL PASO, PERO EL ANIMO Y LA ALEGRIA ESTAN MAS FUERTES QUE NUNCA, AUN FALTAN CASAS POR RECORRER, JARANAS POR BAILAR, EL CONTINGENTE DESPUES DE LA COMILONA SIGUE SU CAMINO, LOS BEODOS COMIENZAN A APARECER, LOS PLEITOS LE PONEN SABOS AL MOMENTO, LA POLICIA PRESTA A CUIDAR EL ORDEN, SOLO FUE UNA FALSA ALARMA PROVOCADA POR EL ALCOHOL, ASI ENTRE RISAS, CANTOS, BAILE TRANSCURREN LAS VISITAS A LOS 9 DIPUTADOS DE FERIA, PARA RECORDARLES SU COMPROMISO, EL CUAL NO PUEDEN FALTAR, AL FINAL SE CELEBRA UNA VAQUERIA EN LA PLAZA GRANDE CON LOS AGUANTADORES DEL CONVITE, TODO ES ALEGRIA, TODO ES MUSICA, LOS REYES ESTAN CONTENTOS, SU FIESTA COMA ES TRADICION DESDE HACE MAS DE 400 AÑOS YA COMENZO.

FERIA DE REYES
La tradicional Fiesta de Tizimín, en honor a los Tres Santos Reyes Magos, se compone de varias partes totalmente distintas entre sí, con diferentes significados, variadas ceremonias, diferentes gentes, pero íntimamente ligadas en torno a un sincretismo religioso que enlaza tres culturas, sin que se perdiera en lo esencial su sentido filosófico primitivo y su fundamental ubicación en el oriente del estado de Yucatán.


Como celebración popular patronal que reúne anualmente a cientos de miles de peregrinos que llegan al santuario de la Epifanía del Señor, en el corazón mismo de la ciudad ganadera de Tizimín, La Fiesta de los Tres Santos Reyes conserva su sentido histórico como la oportunidad del encuentro con la naturaleza que procede de las creencias y la sabiduría de los mayas, en rituales auténticos de la cultura prehispánica y acata la transformación generacional que la convierte en un festejo moderno con sabor y aromas antiguos.

Asentada en el mismo altar de adoración de los nativos mayas y en el lugar donde se exponían antes de la Conquista de Yucatán por los españoles las representaciones en piedra de las deidades que ganaban presencia para el dios Hunab Kú, la Fiesta Patronal de Tizimín transitó en el tiempo con expresiones religiosas que conjugan dos grandes culturas que cimentaron como una sola los frailes franciscanos en el Oriente de Yucatán y las que derivan de la permanente renovación social de un pueblo que crece naturalmente en sentido contrario a sus raíces, pero sin abandonar la sabía que les entrega su identidad y que justifica su memoria histórica.

Con antecedentes que la presentan como una referencia milenaria que confirma testimonios del período posclásico y de la misma influencia de los mayas en otras tribus de la América prehispánica, la celebración.
De Tizimín, hoy con la marca indeleble de la Cruz que sembraron los españoles, conserva la esencia pese a su transformación y rescata su sentido popular como el punto de esperanza para miles de peregrinos que acuden a dejar ofrendas y refrendar con la ruda y el algarrobo los aromas y creencias de los mayas antiguos.

De las grandes procesiones que propiciaron la advocación franciscana en testimonio al pasaje bíblico que concedió su sentido universal a la Iglesia Católica, pasando por las ruedas de las carretas y el golpe de ,los vagones en la riel del tren, la Fiesta de los Tres Reyes hoy convoca a miles de devotos visitantes a un encuentro donde la fe confunde colores, condiciones sociales y inteligencias, para volver en el tiempo a la unción de yerbas aromáticas y recoger los sonidos abovedados del templo franciscano que los españoles construyeron como referencia de origen de Tizimín.
La Fiesta de Reyes que abrió en la sede de un espacio de nativos una tradición que nace de una iniciativa ecuménica en Roma, cuando el papa Gregorio recomienda no destruir los ídolos paganos en el proceso de la conversión a la Cruz, sino retirarlos de la vista de los creyentes y luego reaparecerlos con nombres cristianos, es un evento religioso que se repite en su contenido histórico y se enriquece en su propuesta como celebración social, desde los mismos sitios originales que le dieron sentido a un encuentro cultural de mayas, españoles y mestizos y con diferentes manifestaciones festivas que son esencia del único festejo patronal que se organiza para los visitantes y refiere la generosidad de compartir la fe en tres imágenes que se consideran milagrosas.

La Fiesta de Reyes, organizada entorno del templo franciscano de la Epifanía del Señor, en el corazón de Tizimín, refrenda la vocación productiva de este municipio como eje regional en la actividad agropecuaria con su Feria Ganadera y se enriquece con manifestaciones tradicionales como los gremios, las corridas de toros, las vaquerías, los bailes populares y la expresión actual cultural de sus valores musicales, artísticos y su celebración mestiza.

Es importante puntualizar que la Fiesta de los Tres Reyes, con más de 400 años de historia de acuerdo a la referencia que hace el fraile Andrés Avendaño y Loyola, quien señala “Al día siguiente, que fue el de los Santos Reyes, a 6 de enero de 1596, dije misa que oyó el Ejército y después de la cual salimos al pueblo de Chum estí de la tierra de los Cehachez”, producto del sincretismo religioso de la conversión a la Cruz, se ha enriquecido a través de los años y hoy se manifiesta en lo profano con dos ferias y una tradición especial que conjuga lo maya con lo español.

La primera feria tradicional, de origen popular y en torno al misterio de la advocación de la iglesia de la Epifanía del Señor, nace en función de la misma presencia de los peregrinos en el templo que construyeron los frailes franciscanos en el encuentro de las tres aldeas que le dieron condición sagrado al sitio de Tizimín y donde se adoraban a los representantes del dios Hunab Kú en el sentido fonético de las piedras del pueblo maya como lo eran Yum Chac (señor de la lluvia), Yum Kaax (señor del campo) y Yum Ik (señor del aire).

Allí mismo, en el lugar donde los franciscanos construyeron la escalinata de acceso a su templo con corredores de tronera y referencias de la influencia morisca, donde se ubicaban las piedras que propiciaron grandes procesiones de los mayas en la búsqueda del sitio del animal totémico de Hunab Kú (el tapir), se validó la segunda certificación del espacio sagrado del corazón de lo que es hoy la ciudad ganadera, sede de grandes peregrinaciones que ratificaron, en la época contemporánea, la condición de santuario del complejo franciscano.
La segunda feria de Tizimín, derivó de su vocación productiva y de la misma identidad misteriosa que los mayas adoraban en función de la productividad de sus tierras, con la primera exposición ganadera, montada en 1956 en su primera propuesta de mejoramiento genético de ganado vacuno en la Plaza de la Valencia y que desde 1962 ocupó como sede la Posta Zootécnica del norte de la ciudad, hasta la construcción del Recinto Ferial en el año 2005.

Se dice que la feria Politico-culrural-Religioso de Tizimin tiene un antiguedad de 150 años aproximadamente, lo cual es verdad si se toma en cuenta que en 1847 se constituye oficialmente la Feria de Tizimin. Sin embargo la primera feria data desde unos 420 años aproximadamente, cuando en 1584 se lleva a cabo la primera Feria Rustica Indigena organizada por los Franciscanos. A unos años de haberse fundado la Asociación Ganadera Local de Tizimín, un grupo de ganaderos encabezados por su Consejo Directivo, se planteó la necesidad de exhibir los ejemplares existentes en la zona, en virtud de la importancia de la actividad pecuaria de la región, por lo que después de varias platicas sostenidas con los miembros de la agrupación, se acordó realizar la primera exposición ganadera regional, la cual se efectuó el 30 de Diciembre de 1956 al 10 de Enero de 1957, aprovechando el marco de la feria religiosa tradicional de adoración a los Tres Santos Reyes Magos, patronos de la localidad, así como la gran afluencia de visitantes regionales y nacionales. Con el pasar de los años Expo-Tizimin tiene el honor de ser la más antigua y ha logrado ser una de las ferias más importante del Estado de Yucatán, en base al esfuerzo realizado por los productores de ganado bovino del Oriente que han alcanzado un alto nivel genético en sus ejemplares y que es reconocido a nivel Nacional e Internacional.
En el año de 1966 para la IV Feria Ganadera fue electa la primera Reina, Srita. Rosa María Duarte Ruz, para representar a los ganaderos y en la actualidad han sido 35 Sritas. de esta localidad. Por ende el crecimiento y modernización de Tizimín, exige ser aprovechada como plataforma de lanzamiento a las actividades: Ganaderas, Agrícolas, Industriales, Artesanales, Comerciales y Turísticas, que aprovechan el marco de la Expo-Tizimin como escaparate para dar a conocer sus alcances y logros.
La feria tizimileña, convertida en importante evento religioso, popular y artesanal, atrae año con año a miles de visitantes que acuden principalmente por fervor a los patronos. En los días que dura este evento, Tizimín se transforma y viste de gala para agradar a sus visitantes y hacerles más cómoda y placentera su estancia. El programa de festejos incluye actividades religiosas y profanas, procesiones, corridas de toros y actividades artísticas. Quien visita Tizimín durante cualquier otra época del año se lleva el recuerdo de una tranquila ciudad ubicada en una de las zonas más bellas del Estado. Pero quien va a ella con motivo de la Feria de Reyes no se lleva sólo un recuerdo, sino toda una gama de emociones, sonrisas y fervor religioso combinado con la alegría popular.

Por su parte, la Expo Feria Ganadera de Tizimín es la más antigua y de más tradición en el Estado. Atrae a productores de la Península e, incluso, de otras partes del país y el extranjero. El comité organizador de la Expo Feria señala que con el ánimo de que esta edición sea una auténtica fiesta se ha preparado una serie de eventos artísticos y culturales.

En cuanto al aspecto religioso, el dia 6, principal jornada dedicada a los Santos Reyes, la iglesia de Tizimín se converte en el punto central para miles de peregrinos. Las actividades programadas aseguran diversión a toda hora para chicos y grandes. Además, si desea aprovechar más su estancia, luego de cumplir sus compromisos religiosos y pasear por la feria ganadera e industrial, una visita a los puertos cercanos, como San Felipe y Río Lagartos, brinda la oportunidad de alargar la diversión. En esos lugares encuentra alojamiento y comida de primera calidad. También puede dar una vuelta por los puertos de Las Coloradas y El Cuyo.

Si piensa permanecer más de un día en Tizimín, la ciudad se "pinta" sola para tratarle como merece, hoteles, restaurantes, el parque zoologico, las catacumbas, los vestigios arqueologicos de kuluba, la iglesia de reyes, el ex-convento, el cenote y convento de kikil, centros nocturnos y la discoteca Stravaganza están a su disposición para ofrecerle la maxima diversion. La variada y rica comida regional le saldrá al paso, tanto en las instalaciones de la Expo-Feria como en los diversos restaurantes, donde además de comer platillos de calidad, amable atención y encontrará precios justos.





3 comentarios:

  1. sin duda la mejor feria de yucatan y el sureste...

    ResponderEliminar
  2. sin duda es la verdad es una de las ferias mas bbonitas del estado de yucatan

    ResponderEliminar
  3. esta pagina es muy buena gracias a esta acabe mi tarea de patrimonio historico y geografico del estado de yucatan gracias muchas gracias al creador de tizimin on line muchas gracias

    ResponderEliminar